Presentación Senado de la Economía en España

Home / Portfolio / Presentación Senado de la Economía en España
Presentación Senado de la Economía en España

Lanzamiento del Senado de la Economía en España

10 Octubre, 2017 

La Universidad Camilo José Cela (UCJC) acogio el acto de lanzamiento del Senado de la Economía, Europa, Grupo Español, que fue presidido por el ministro de Educación, Cultura y Deporte y Portavoz del Gobierno de España, Íñigo Méndez de Vigo, y el exministro de Economía y expresidente adjunto del Land Baden-Wüttemberg y presidente del Senado de la Economía Europa en Alemania, Walter Döring.

El Senado de la Economía busca reconciliar personalidades de la economía, la ciencia y la sociedad, quienes son conscientes de su responsabilidad hacia el Estado y la sociedad. Estas personalidades son los llamados Embajadores del Senado y, a través de su grupo, contribuyen a implementar los objetivos del Senado con respecto a los responsables políticos, económicos, culturales y de los medios de comunicación.

El Senado de la Economía se está extendiendo a muchos países de Europa y Estados Unidos y, en el caso español, según explica su presidenta y vicepresidenta en el ámbito europeo, Benita Ferrero-Waldner, su objetivo es “mantener un diálogo continuo con los actores clave en política, especialmente con las autoridades europeas e internacionales, apoyando soluciones de temas importantes para el futuro”. Ferrero-Waldner es, además, excomisaria de la UE de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad.

En la presentación de esta nueva institución, su presidenta, Benita Ferrero-Waldner, afirmó que “éste es un momento en el que ver a Europa como solución para mejorar este mundo globalizado en transformación, para que nos brinde más seguridad, más prosperidad y más paz. Y para que sea un barco sólido en un mar muy movido.”

En su discurso, Ferrero-Waldner dio a conocer las principales líneas de actuación del Senado de la Economía. “Nosotros estamos a favor de una economía del mercado eco social en el mundo, justicia en el mundo globalizado, por ejemplo por un Plan Marshall en África, justicia climática, competencia social y actuación ética en política, economía y sociedad, sostenibilidad y promoción de una nueva imagen positiva en la sociedad de los miembros de todos los gobiernos. De ahí se deriva nuestro lema, “Economía para las personas”, que no es una utopía, sino una meta alcanzable si aspiramos todos a conseguirlo.”

Un “Senado Romano” y la apuesta por Europa

El Senado de la Economía y sus Embajadores tratan de reavivar intensamente la idea tradicional del antiguo Senado Romano, en el cual un círculo armonioso de senadores actuaba como pensadores independientes para explorar y definir el bien común frente a los intereses particulares egoístas.

Sus objetivos principales son: establecer un orden internacional realizable, compartir responsabilidades básicas de los sectores económicos y financieros, ocuparse responsable y globalmente del respeto a la dignidad y valores de todas las personas y asumir la responsabilidad en favor del medio ambiente y de la naturaleza en su conjunto.

Íñigo Méndez de Vigo, que presidió el acto, suscribió que “hoy Europa, precisamente creo que es una de las dificultades que ha tenido en los últimos tiempos, ha sido el de acompasar el proceso de integración a las voluntades reales de la gente” y añadió que “es muy importante pensar en Europa no solamente como puerto de destino, sino un lugar que construimos entre todos. Somos los europeos quienes lo construimos. Y eso ya no se hace como se hacía antes, a través de los decididores, eso hoy se tiene que hacer con toda la sociedad. Y por eso, instituciones como esta juegan un papel muy importante.”

Méndez de Vigo agradeció la invitación a presidir el acto. “Me alegro mucho de poder dar la bienvenida a este proyecto en la Universidad Camilo José Cela, recordando a Felipe Segovia, y también al profesor José Antonio Jáuregui”.

Aldo Olcese dijo en su discurso que “hace falta independencia de juicio, independencia de criterio, independencia de acción, para poder ayudar de verdad con un espíritu nuevo y renovado, sin cortapisas. Este proyecto se fundamenta en la responsabilidad de los individuos, en el criterio de cada uno de nosotros, de forma libre.”

Nieves Segovia dijo en su bienvenida que “el Senado de la Economía nace hoy en sede universitaria, y celebro que sea así, por entender que la economía y el desarrollo de un país terminan inevitablemente en las aulas de sus colegios y universidades.”

Intervención de D. Aldo Olcese Santonja -Miembro del Comité de Planificación del Senate of Economy Europe- en la presentación del Senado de la Economía en España.

Intervención Aldo Olcese Santonja

Con la venia del Sr. Ministro, buenas tardes queridos amigos.

Hoy vamos a pasar un buen rato escuchando la presentación de una institución importante, de la que todos esperamos sea muy útil para el mejor desarrollo de nuestra sociedad.

Creo que nos reúne aquí una casusa noble, una causa justa, yo comparezco en mi condición de presidente de la Fundación Independiente.

Nuestra Fundacion que ha dedicado 30 años a la Sociedad Civil, trabajando para la mejora de nuestro país desde lo privado. Somos de los que pensamos que se puede defender el interés general también desde el interés particular. Un interés particular sano, comprometido, y que abrace conceptos como la ética, la buena gobernanza, que son principios básicos y fundamentales del correcto funcionamiento de nuestra sociedad y de la democracia.

Hoy presentamos el Senado de la Economía, lo hará Benita Ferrero-Waldner, a la que quiero felicitar y dar las gracias por el enorme esfuerzo que ha hecho para poder presentar hoy este capitulo español del Senado de la Economía Europea.

También al Walter Döring, que nos acompaña hoy aquí, que es el presidente de este Senado a nivel internacional.

Y como no a nuestra presidenta y anfitriona Nieves Segovia, que hoy nos acoge, también al Rector que esta entre el publico le doy las gracias como primera autoridad académica.

Nos hemos unido todos en este proyecto común que esperamos trasmitiros y que tengáis la misma ilusión y el mismo entusiasmo de sacarlo adelante.

Hoy en día defender un centro de pensamiento como es este gran Think That internacional nacido en Alemania y extendiéndose en estos momentos por toda Europa. Tenemos la obligación de ayudarles, apoyarles y ser parte activa de ellos.

Como ya he dicho creemos firmemente  que se puede defender el interés general no solo desde la cosa pública y las instituciones publicas, sino también desde un sector privado comprometido.

Quiero dejar tres conceptos con los que os invito a reflexionar para uniros a este Senado de la Economía. Hay tres elementos fundamentales que hay que poner en juego para que estas cosas funcionen.

Primero tiene que estar formado por gente comprometida, dispuesta a arriesgar, a decir lo que piensa, combatiendo por la verdad, que no le importe asumir determinadas dificultades que se pueden derivar de diversas opiniones, en un país como el nuestro, que ha sido mucho del conmigo o contra mi.

Creo que es un buen momento, momento critico, para que nuestra sociedad civil asuma un protagonismo real, siempre en colaboración con los poderes públicos y del estado que para eso están.

En segundo lugar hace falta independencia de juicio, de criterio, de acción, para poder ayudar de verdad con un espíritu nuevo y renovado, sin cortapisas, sin las dificultades que entrañan las dependencias, muchas veces no confesadas y otras veces no confesables. Es un buen momento para decirlo, y voy a contar una pequeña anécdota que hemos vivido y que avala lo que estoy diciendo.

La Fundacion Independiente publicó la semana pasada un Manifiesto sobre la situación catalana, que esta en nuestra pagina web,- https://goo.gl/5hdMN9 -, que cualquier persona podría haber suscrito, no tiene aristas, no tiene ninguna agresividad, es una cosa sencilla y normal.

Pensamos en compartirlo con otras instituciones de la sociedad civil, y nos costó Dios y ayuda. Conseguimos muy pocos que fueron capaces de sumarse a este Manifiesto. Nuestra declaración la decidimos desde la libertad individual de cada uno de nosotros, sin nadie que nos dijera lo que teníamos que decir o lo que no. Muchos nos han dicho: “esto esta fenomenal, pero no podemos firmarlo porque resulta que tenemos en nuestro patronato una compañía que es catalana, o relación con tal o cual banco, y debemos tener cuidado,…”

Lo que nosotros decimos es que estos proyectos, como el que vamos a presentar en unos minutos, son proyectos que se han de fundamentar en la responsabilidad de los individuos, en el criterio de cada uno de nosotros, libremente.

Decía Benita Ferrero-Waldner en su presentación, que habéis recibido todos, esto tiene que funcionar un poco a imagen y semejanza del Senado Romano, en el que lo primero que tenía que ser uno para pertenecer al mismo es una persona libre. Y eso es lo que yo revindico para este Senado, personas que podamos decidir libremente desde nuestros sentimientos y nuestro corazón.

En la cuestión catalana, por ejemplo, desde el amor a España y Cataluña, no de que hayamos perdido el 30% en la cotización bursátil del valor de nuestras empresas. Porque defender la legalidad, defender la Constitución española no tiene que derivarse únicamente de una cuestión económica, tiene que derivarse primordialmente del cariño profundo a nuestro país, a nuestra patria, por la defensa de nuestra unidad y por ende la de los catalanes.

Todos nosotros estamos conviviendo con este problema, y no se puede dejar solo al gobierno de la nación ni a las instituciones españolas.

La sociedad civil tiene que reaccionar. Afortunadamente se demostró en la manifestación del 8 de octubre en Barcelona, y eso es sociedad civil independiente, que es lo que revindicamos desde aquí.

Este Senado tiene que tener miembros que sean independientes, este Senado se tiene que autofinanciar con las cuotas de sus socios, no merece la pena que vayamos a buscar financiación en las grandes compañías, y dicho sea con respeto tienen su hoja de ruta, que es legitima y respetable, pero que sigue sus propios intereses.

Nosotros estamos aquí para defender los intereses generales, desde lo particular, desde lo individual, desde la soberanía de cada uno de nosotros, que se reúne consigo mismo y con su cabeza y toma sus propias decisiones, en el beneficio de todos si es posible.

Y por ultimo, y este es un mensaje para el Sr. Ministro, que es una persona que ha defendido mucho la interacción con la sociedad civil española con los poderes públicos. Para que esto funcione hace falta que los gobiernos sean permeables y quieran escuchar a la sociedad civil, interactúen y trabajen con ella, en una cooperación sana y legitima. Esto es fundamental. Hay muchos gobiernos que no quieren dialogar con la sociedad, que solo dialogan entre ellos, y creo que con nuestro gobierno tenemos una gran oportunidad.

Es un mensaje que dejo para cada uno de vosotros, para que reflexionéis y os planteéis participar en este proyecto que os presentamos hoy.

 

This entry was posted in . Bookmark the permalink.